VARIABILIDAD DE LA FRECUENCIA CARDIACA – Parte 1

La Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca se ha convertido en un parámetro de gran interés en el control de la carga de entrenamiento, desde una perspectiva fisiológica.

El sistema nervioso autónomo se considera un factor clave en la regulación de las respuestas y adaptaciones al entrenamiento. Su evaluación nos aporta información muy valiosa sobre el impacto del estrés físico y psicológico sobre el Sistema Nervioso Autónomo (SNA). También podemos observar las adaptaciones individuales que se producen en el entrenamiento a través de las mediciones de la variabilidad de la frecuencia cardiaca en reposo o post ejercicio. Relacionando una alta variabilidad de la frecuencia cardiaca con un buen estado de forma o una buena salud.

Debido a lo extenso que es este tema, dividiré en dos partes este post.

En esta primera parte os hablaré del concepto de variabilidad de la frecuencia cardiaca y de como la medimos.

Posteriormente en una segunda parte, trataremos como monitorizar el entrenamiento con esta variable fisiológica.

Nuestro cuerpo se reajusta continuamente para mantener un estado de equilibrio mediante la homeostasis y es el Sistema Nervioso Autónomo el encargado de realizar el control. Por ejemplo, la frecuencia cardiaca, la respiración o la tensión arterial.

Esto lo hace de forma inconsciente poniéndonos en dos estados, uno de alerta y otro de relajación. Estos dos estados se denominan Sistema Nervioso Simpático y Sistema Nervioso Parasimpático.

Grafico que representa Variabilidad de la frecuencia cardica

Imagen 1. Sistema Nervioso Autónomo

El Sistema Nervioso Simpático se activa en situaciones de alerta o estrés (como el entrenamiento) y es el encargado de preparar al cuerpo para afrontar estas situaciones a través de la liberación de adrenalina y nodoadrenalina.

Sus principales efectos son el aumento de la frecuencia cardiaca, de la gluconeogénesis o la sudoración, entre otros.

Tras esa situación de estrés o de peligro el cuerpo necesita volver a su estado de equilibro, el Sistema Nervioso Parasimpático es el encargado de ello, revirtiendo los efectos provocados por el Sistema Nervioso Simpático, por ejemplo, disminuyendo la frecuencia cardiaca.

Este proceso viene dado por la liberación de acetilcolina por parte del nervio vago.

En resumen, en un estado de reposo predomina la estimulación vagal, mientras que en estados de ansiedad, estrés o ejercicio físico predomina la estimulación del sistema simpático.

Los aumentos de la variabilidad cardiaca están ligados a un predominio del Sistema Nervioso Parasimpático mientras que una reducción se asocia al Sistema Nervioso Simpático. El ritmo cardíaco y la Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca están reguladas por la rama parasimpática.

Por lo tanto, medir la Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca es una forma efectiva de medir el rendimiento de nuestro cuerpo al intentar mantener un estado de equilibrio en respuesta a diferentes factores estresantes como el entrenamiento.

La Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca muestra simplemente una medida de la variación que ocurre en el intervalo de tiempo entre dos latidos cardíacos consecutivos (R-R).

Como podemos observar en la imagen 2 nunca el intervalo de tiempo entre latidos es igual.

Grafico que representa Variabilidad de la frecuencia cardica
Imagen 2. Variación de la Frecuencia Cardiaca (FC) latido a latido. A partir del ECG se calcula el intervalo entre picos R-R.

Existen diferentes métodos para analizar la Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca que nos permiten obtener múltiples parámetros. Los mas utilizados son los que se basan en el dominio tiempo, el dominio frecuencia y las variables no lineales.

Los parámetros obtenidos en el dominio del tiempo están influenciados por los cambios producidos en la actividad del Sistema Nervioso Simpático y del Sistema Nervioso Parasimpático. Son útiles para detectar anormalidades de la actividad del Sistema Nervioso Autónomo pero no se pueden utilizar para cuantificar cambios específicos de la actividad simpática y parasimpática. El rMSSD, SDNN Y pNN50 son las variables con las que solemos trabajar.

Las variables del dominio frecuencia correlacionan con los diferentes componentes del Sistema Nervioso Autónomo, la alta frecuencia (HF) se mide para analizar los picos del componente parasimpático, la mayor parte de la potencia de la señal se encuentra en un margen de 0 a 0,4 Hz, y la baja frecuencia (LF), el rango de frecuencia del componente simpático, entre 0.04 a 0.15 Hz.

Las medidas no lineales se pueden calificar como una medida cualitativa de la Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca; miden la estructura y/o complejidad de las series de intervalos RR (diferentes series de intervalos RR como pueden ser una serie aleatoria, una periódica o una normal pueden tener la misma medida de SDNN, pero su estructura y organización interna pueden ser completamente distintas).

Hay diversas técnicas de medidas no lineales de la Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca, como el diagrama de Poincaré donde se puede considerar como indicador de la actividad parasimpática el SD1, en el eje transversal, mientras que el SD2 en el eje longitudinal indica de la actividad simpática.

Grafico que representa Variabilidad de la frecuencia cardica

Imagen 3. Parámetros de medición de la Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca

 

En Quality Performance Lab usamos esta herramienta para medir la fatiga, recuperación o las adaptaciones del entrenamiento a través de HRV4training, vinculando los datos diarios de HRV en Training Peaks para poder revisarlo como parte del control continuo del atleta.

Si tienes alguna duda sobre este tema no dudes en dejar un comentario o ponerte en contacto conmigo a través de mario@qualityperformancelab.com, también lo puedes hacer a través de nuestro formulario de contacto.

Referencias bibliográficas

1.- Buchheit, M., Racinais, S., Bilsborough, J. C., Bourdon, P. C., Voss, S. C., Hocking, J., … & Coutts, A. J. (2013). Monitoring fitness, fatigue and running performance during a pre-season training camp in elite football players. Journal of science and medicine in sport, 16(6), 550-555.

2.- Font, G. R., Pedret, C., Ramos, J., & Ortís, L. C. (2008). Variabilidad de la frecuencia cardíaca: concepto, medidas y relación con aspectos clínicos (I). Archivos de medicina del deporte: revista de la Federación Española de Medicina del Deporte y de la Confederación Iberoamericana de Medicina del Deporte, (123), 41-48.

3.- Jugo D, Medina R, Rojas R, Nuñez T, Arellano E, Borrego A. Nuevos métodos de análisis de la variabilidad de la frecuencia cardiaca. IFMBE Proc. 2008;18:1182-5.

4.- Sanchez-Conde P, Beltran-Velasco AI, Clemente-Suarez VJ (2019). Influence of psychological profile in autonomic response of nursing students in their first hospital clinical stays. Physiol Behav. 2019;207:99e103.

 

1 comentario en “VARIABILIDAD DE LA FRECUENCIA CARDIACA – Parte 1”

  1. Pingback: INICIACIÓN AL ENTRENAMIENTO POR POTENCIA | Quality Performance Lab

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *